Envíos gratis en cientos de productos desde $200.000

Iniciar Sesión

Registrate

Iniciar Sesión

Registrate

La radiología en odontología se ha convertido en una parte esencial de la práctica clínica odontológica.

En este artículo, discutiremos la importancia de la radiología en odontología, cómo obtener los mejores resultados al tomar radiografías, los mejores equipos y tecnología radiológica para el consultorio o la clínica, la normativa colombiana vigente en materia de equipos radiológicos en el consultorio odontológico y  además, te proporcionaremos consejos útiles para mantener los equipos de rayos X en óptimas condiciones y alargar su vida útil.

 

 

La importancia de la radiología en odontología

 

La radiología en odontología se utiliza para detectar caries, infecciones, quistes, tumores, fracturas, lesiones óseas y de los tejidos blandos, y para planificar y evaluar los diferentes tratamientos de ortodoncia, endodoncia, periodoncia, ortopedia, prostodoncia y cirugía. La radiografía intraoral es la técnica radiográfica más comúnmente utilizada en odontología y proporciona una imagen detallada de los dientes y los huesos que los rodean. La radiografía panorámica es otra técnica radiográfica que se utiliza para proporcionar una vista completa de los dientes, los maxilares y los senos maxilares. La tomografía computarizada (TC) y la tomografía volumétrica de haz cónico (CBCT) son técnicas radiográficas avanzadas que proporcionan imágenes tridimensionales detalladas de la boca y los dientes.

 

Radiología Digital

 

 

Cómo obtener los mejores resultados al tomar radiografías

 

Para obtener los mejores resultados al tomar radiografías, es importante seguir algunas recomendaciones y técnicas:

 

1. Use la técnica adecuada según la necesidad diagnóstica: La elección de la técnica depende del tipo de examen radiográfico y de las necesidades del paciente aquí mencionamos algunas:

Las radiografías intraorales son una herramienta importante para la evaluación y diagnóstico en odontología. Existen varias técnicas de radiografías intraorales, cada una diseñada para mostrar diferentes aspectos de los dientes y las estructuras óseas circundantes. En esta sección, discutiremos algunas de las técnicas más comunes utilizadas en la odontología.

 

  • Radiografías periapicales: se usan para evaluar la corona, la raíz del diente y la estructura ósea circundante. Esta técnica implica la colocación de un pequeño receptor de rayos X o película radiográfica dentro de la boca, justo al lado del diente en cuestión. Las radiografías periapicales son particularmente útiles para diagnosticar caries profundas, infecciones, quistes y fracturas.

 

  • Radiografías interproximales: también conocidas como radiografías bitewing, se usan para evaluar las superficies interproximales de los dientes. En esta técnica, el receptor de rayos X se coloca en la boca de manera que la imagen captura los dientes superiores e inferiores en una sola imagen. Estas radiografías son útiles para detectar caries interproximales, la presencia de placa dental y la evaluación de la densidad ósea alrededor de los dientes.

 

  • Radiografías oclusales: se utilizan para evaluar la mandíbula superior e inferior en una sola imagen. En esta técnica, la película o el receptor de rayos X se coloca debajo de la lengua para que se puedan capturar imágenes de los dientes superiores e inferiores, son útiles para detectar quistes, fracturas y la evaluación de la densidad ósea.

 

2. Use la posición correcta: Para obtener una imagen precisa, el paciente debe estar en la posición correcta durante la toma de la radiografía. El paciente debe estar cómodo y relajado.

Para obtener imágenes radiográficas precisas y de alta calidad, es importante posicionar al paciente correctamente para cada técnica radiográfica. A continuación, describimos las posiciones más adecuadas para las técnicas de radiografía odontológica más comunes:

 

  • Radiografía periapical: el paciente debe estar sentado en una silla preferiblemente con posa cabeza y con esta en posición vertical y el mentón en la posición de referencia. El receptor de imagen película debe colocarse la zona de los dientes objeto de la imagen y el tubo de rayos X debe estar perpendicular al receptor de imagen.

 

  • Radiografía interproximal “bitewing”: se toma con el paciente sentado en la silla dental con la cabeza en posición vertical. El paciente muerde una aleta dispuesta en la película o receptor de imagen, que se coloca en el interior de la boca entre los dientes superiores e inferiores.

 

  • Radiografía oclusal: Para una radiografía oclusal, el paciente debe estar acostado en la silla dental con la cabeza en posición horizontal. La película o receptor de imagen se coloca dentro de la boca en el techo de la cavidad oral, con la lengua presionando suavemente el receptor de imagen hacia arriba.

 

  • Radiografía panorámica: En la radiografía panorámica, el paciente debe estar de pie y mantener la cabeza en una posición específica en el posa mentón. El cabezal del equipo panorámico rota alrededor de la cabeza del paciente, tomando una imagen completa de la mandíbula y el maxilar.

 

  • Es importante tener en cuenta que cada paciente puede requerir una posición ligeramente diferente para obtener la mejor imagen radiográfica de acuerdo con el ángulo y posición de la lesión y estructura que queremos observar.

 

 

3. Use los accesorios adecuados.

Los accesorios radiográficos, como los retenedores de película y los posicionadores de radiografía digital, pueden mejorar la calidad de la imagen y reducir la exposición a la radiación.

 

 

4. Ajuste la exposición de la radiación

Es importante ajustar la exposición de la radiación de acuerdo con el tipo de examen y las necesidades del paciente para evitar exponerlo a radiación innecesaria, los equipos de ultima generación tienen programaciones preestablecidas para facilitar el control de emision de radiacion. Ten en cuenta que esto siempre será una buena práctica y por favor, no olvides consignar los datos de exposición en la evolución clínica tener este dato consignado en muchos casos supondra un salvavidas en caso de complicaciones.

 

  • Ajustar la exposición de la radiación en la radiografía dental es crucial para obtener una imagen clara y nítida, al tiempo que se minimiza la exposición del paciente a la radiación ionizante. Los ajustes adecuados de la exposición dependen del tipo de técnica radiográfica, la edad del paciente, la zona que se va a radiografiar y la presencia de elementos metálicos o calcificados en la zona.

 

  • En general, se recomienda ajustar la exposición de la radiación para obtener la menor cantidad de radiación posible sin comprometer la calidad de la imagen. Esto se puede lograr mediante la selección adecuada del tiempo de exposición, la corriente, la distancia de la fuente de radiación al paciente y la selección adecuada del tipo de película radiográfica o del sensor digital.

 

 

Algunas técnicas de ajuste de la exposición de la radiación en la radiografía dental son las siguientes:

 

  • Ajuste de la corriente: La corriente es el flujo de electrones que produce los rayos X. El ajuste de la corriente se utiliza para controlar la cantidad de radiación que se emite. Cuanto mayor sea la corriente, mayor será la cantidad de radiación emitida. Es importante ajustar la corriente de acuerdo con el tipo de técnica radiográfica y la edad del paciente.

 

  • Ajuste del tiempo de exposición: este es el tiempo que dura la emisión de radiación. Cuanto más tiempo dure la exposición, mayor será la cantidad de radiación emitida. Es importante ajustar el tiempo de exposición de acuerdo con el tipo de técnica radiográfica para evitar subexponer o sobreexponer la película o el sensor lo cual irá en detrimento de la imagen que se está obteniendo.

 

  • Ajuste de la distancia: La distancia de la fuente de radiación al paciente también puede afectar la cantidad de radiación emitida. Cuanto más lejos esté la fuente de radiación del paciente, menor será la cantidad de radiación absorbida.

 

  • Selección adecuada del tipo de película radiográfica o del sensor digital: El tipo de película radiográfica o del sensor digital también puede afectar la cantidad de radiación emitida. Es importante seleccionar el tipo y calidad adecuado de acuerdo con el tipo de técnica radiográfica.

 

Es importante tener en cuenta que, aunque la exposición a la radiación ionizante en la radiografía dental es relativamente baja, se debe minimizar tanto como sea posible para reducir el riesgo de efectos nocivos en la salud del paciente.

 

 

5. Realice una inspección y la limpieza adecuada de la boca del paciente

 

Es importante limpiar la boca y los dientes del paciente antes de la toma de la radiografía para obtener radiografía clara y sin elementos extraños que puedan comprometer la calidad y fidelidad de la imagen.

 

 

Los mejores equipos y tecnología radiológica para el consultorio o la clínica

 

Equipos de rayos X

 

En la actualidad, el mercado de equipos y tecnología radiológica para la práctica odontológica es bastante amplio y diverso, lo que puede dificultar la elección del equipo adecuado. En este sentido, es importante considerar ciertos factores clave para elegir los mejores equipos y tecnología radiológica para el consultorio o la clínica odontológica.

 

Uno de los factores más importantes a considerar es la calidad de imagen. Los equipos radiográficos deben proporcionar imágenes claras y detalladas, lo que permite un diagnóstico preciso y efectivo. En este sentido, los equipos digitales ofrecen varias ventajas en comparación con los sistemas análogos convencionales, ya que proporcionan una mayor resolución de imagen y una menor dosis de radiación.

 

Otro factor a considerar es la facilidad de uso. Los equipos radiográficos deben ser fáciles de operar para el personal de la clínica y los pacientes. Los equipos digitales, en particular, suelen ser más intuitivos y fáciles de usar que los sistemas convencionales.

 

La eficiencia y la velocidad de los equipos también son importantes. Los equipos que permiten una toma de radiografías más rápida y eficiente pueden mejorar la productividad de la clínica y reducir el tiempo de espera para los pacientes. Además, los equipos con sistemas de almacenamiento y recuperación de imágenes pueden facilitar la gestión de los registros de pacientes y mejorar la eficiencia de la clínica.

 

En cuanto a los equipos específicos, algunos de los más recomendados son los siguientes:

 

Equipos de radiografía digital intraoral:

 

Estos equipos permiten una toma de radiografías más rápida y precisa, y ofrecen imágenes de alta calidad con una dosis de radiación significativamente menor en comparación con los sistemas convencionales. Además, estos equipos suelen ser más fáciles de usar y tienen una mayor eficiencia en términos de almacenamiento y recuperación de imágenes.

 

 

Equipos de radiografía cone beam (CBCT):

 

Estos equipos permiten la toma de imágenes en 3D de la boca y la mandíbula, lo que proporciona una visión detallada de la anatomía dental y permite un diagnóstico más preciso. Estos equipos son especialmente útiles para la planificación de implantes dentales y otros procedimientos de cirugía bucal.

 

 

Condiciones de seguridad y mantenimiento de los equipos de Rayos X del consultorio o la clínica

Es fundamental que los equipos de rayos X utilizados se mantengan en óptimas condiciones de seguridad y mantenimiento para garantizar la protección tanto del paciente como del personal de salud. A continuación, detallaremos algunas de las condiciones de seguridad y mantenimiento que deben considerarse en la utilización de los equipos de rayos X.

 

 

  • Verificación de la instalación eléctrica: Antes de conectar el equipo de rayos X, se debe verificar que la instalación eléctrica se encuentre en buen estado, sin cortocircuitos o problemas que puedan afectar la estabilidad de la fuente de alimentación y que el voltaje sea el adecuado para evitar daños en los componentes electrónicos del equipo.

 

  • Calibración y mantenimiento periódico: Es importante realizar un mantenimiento periódico del equipo de rayos X y su sistema de control para asegurarse de que se encuentren en óptimas condiciones de funcionamiento. La calibración debe realizarse con equipos de medición certificados y debidamente calibrados.

 

  • Protección contra la radiación: El equipo de rayos X debe estar equipado con sistemas de protección para minimizar la exposición a la radiación. Esto incluye elementos como colimador, filtros de rayos X, pantallas de plomo, collares de protección, delantal plomado, entre otros, esto es de gran importancia para la seguridad de tus pacientes por lo cual, debes tener claro que no se pueden obviar bajo ninguna circunstancia.

 

  • Protección de las áreas circundantes: Se debe asegurar que las áreas circundantes al equipo de rayos X estén adecuadamente protegidas. Esto incluye elementos como las paredes, el suelo y el techo, que deben estar hechos de materiales que ofrezcan una adecuada protección contra la radiación (concreto, plomado de paredes y puertas).

 

  • Protocolos de seguridad: Es importante y recomendable que se documenten e  implementen protocolos de seguridad para el uso del equipo de rayos X que puedan ser demostrables ante la autoridad competente. Esto incluye procedimientos de emergencia, como la evacuación en caso de un accidente que involucre radiación.

 

  • Capacitación del personal: Todos los miembros del equipo deben recibir capacitación adecuada sobre el uso del equipo de rayos X y las medidas de seguridad para minimizar la exposición a la radiación. Esto incluye capacitación sobre el uso de los elementos de protección y protocolos de emergencia. No olvides documentar estas acciones de manera escrita y fotográfica.

 

 

Es importante destacar que el mantenimiento y la protección adecuada del equipo de rayos X no solo asegura la seguridad del personal, sino que también garantiza la calidad de las imágenes obtenidas, lo que a su vez mejora la atención al paciente.

 

 

Normativa colombiana vigente en materia de equipos radiológicos en el consultorio odontológico

 

En Colombia, el uso de equipos radiológicos en el consultorio odontológico está regulado por el Ministerio de Salud y Protección Social a través de:

 

La Resolución 482 de 2018. “Por la cual se reglamenta el uso de equipos generadores de radiación ionizante, su control de calidad, la prestación de servicios de protección radiológica, y se dictan otras disposiciones”.

 

Circular 29 de 2018​, Instrucciones para la aplicación de la Resolución 482 de 2018 “Por la cual se reglamenta el uso de equipos generadores de radiación ionizante, su control de calidad, la prestación de servicios de protección radiológica y se dictan otras disposiciones.

 

Resolución 3100 de 2019. Que establecen los requisitos de habilitación de los servicios de salud.

 

 

Entre los aspectos más importantes que establece la normativa colombiana, se encuentran:

  • Registro y autorización de uso: Todo equipo de radiología dental debe contar con registro sanitario INVIMA que autoriza su utilización en el consultorio odontológico.

 

  • Inspecciones y pruebas: Los equipos deben ser sometidos a inspecciones y pruebas periódicas para asegurar que cumplan con las especificaciones técnicas y de seguridad.

 

  • Protección radiológica: El personal encargado del uso de los equipos debe recibir formación en protección radiológica y aplicar medidas de seguridad para minimizar la exposición a la radiación tanto para ellos como para el paciente.

 

  • Dosimetría personal: El personal encargado de utilizar los equipos debe someterse a pruebas de dosimetría personal para medir la cantidad de radiación a la que están expuestos.

 

  • Registros y reportes: Se deben mantener registros y reportes de las actividades de radiología dental realizadas en el consultorio odontológico.

 

  • Transporte y almacenamiento: Los equipos deben ser transportados y almacenados de manera segura, siguiendo las recomendaciones del fabricante y las normas de seguridad.

 

  • Emergencias radiológicas: Se deben establecer procedimientos y planes de emergencia en caso de exposiciones accidentales a la radiación.

 

 

Consejos útiles para mantener los equipos de rayos X en óptimas condiciones y alargar su vida útil.

 

  • Realiza un mantenimiento preventivo periódico para detectar problemas en tus equipos antes de que empeoren, pueden costarte mucho dinero.

 

  • Asegúrate de que los técnicos que realizan el mantenimiento sean profesionales capacitados y autorizados.

 

  • Verifica que los cables y enchufes estén en buen estado y que no tengan cortes o señales de desgaste.

 

  • Limpia regularmente el tubo de rayos X y el cabezal del equipo para evitar la acumulación de polvo y suciedad.

 

  • Evita colocar objetos sobre el equipo de rayos X para prevenir daños o caídas.

 

  • No coloques objetos magnéticos cerca del equipo, ya que pueden interferir con el funcionamiento de los componentes electrónicos.

 

  • Evita el uso excesivo del equipo, ya que esto puede reducir su vida útil.

 

  • No muevas el equipo sin desconectarlo de la fuente de alimentación y asegurarte de que esté apagado.

 

  • Asegúrate de que el equipo esté correctamente calibrado para garantizar que las imágenes radiográficas sean precisas.

 

  • Si el equipo tiene un filtro de aire, asegúrate de que esté limpio y en buen estado.

 

  • Mantén una buena ventilación en la habitación donde se encuentra el equipo de rayos X para evitar la acumulación de calor y humedad.

 

  • Asegúrate de que el equipo esté correctamente almacenado en un lugar seguro y protegido de elementos dañinos.

 

  • No expongas el equipo a temperaturas extremas o cambios bruscos de temperatura.

 

  • No permitas que se acumule polvo o suciedad en el interior del equipo.

 

  • Evita golpear o maltratar el equipo.

 

  • Verifica que los sellos de seguridad y las protecciones estén en su lugar y en buen estado.

 

  • Capacita al personal del consultorio odontológico sobre el correcto uso y mantenimiento del equipo de rayos X para asegurarte de que se cumplan todas las recomendaciones de seguridad y mantenimiento.

 

  • Si cumples con estos consejos tu equipo estará siempre en óptimo estado y alargará su vida útil a la vez que te aseguras que las imágenes y el servicio que prestas a tus pacientes son de excelente calidad.

 

 

Después de haber explorado a fondo el mundo de la radiología en odontología, es evidente que obtener imágenes radiográficas de alta calidad requiere habilidad y conocimientos técnicos específicos para minimizar la exposición a la radiación y maximizar la información obtenida.

 

 

Al invertir en equipos de alta calidad y cumplir con las normativas vigentes, se pueden crear condiciones seguras para pacientes y personal. Y no olvides mantener tus equipos en óptimas condiciones, ¡no olvide darles un poco de amor y cuidado! Después de todo, ¡ellos lo dan todo por tu práctica!

 

 

¡Nos encantaría escuchar tu opinión sobre este artículo! Comparte tus pensamientos y experiencias en la sección de comentarios y no dudes en compartir este contenido con tus colegas y amigos. En Safetydent, estamos comprometidos a brindarte productos, servicios e información de valor para mejorar tu práctica odontológica. ¡Tu participación y colaboración son clave para seguir ofreciéndote contenido relevante y útil!

 

Market_SafetyDent

Abrir chat
1
SafetyDent
Hola 👋 ¿Cómo podemos ayudarte?