Envíos gratis en cientos de productos desde $200.000

Iniciar Sesión

Registrate

Iniciar Sesión

Registrate

En el fascinante mundo de la odontología, donde las sonrisas se esculpen y la salud oral se restaura, surge una sombra que todo profesional debe enfrentar: la responsabilidad civil extracontractual. Acompáñame en este recorrido por los terrenos legales, donde cada procedimiento se convierte en un acto de destreza y precaución.

 

El Baile de las Causas: Por Qué los Odontólogos son Demandados

En este escenario de luces dentales, las causas que desencadenan demandas contra odontólogos se revelan como las estrellas en el cielo. La negligencia clínica, la imprudencia, la impericia, el incumplimiento de deberes profesionales y la falta de consentimiento informado son algunas de las constelaciones más prominentes. La danza entre lo sublime y lo peligroso comienza cuando estas causas se entrelazan, creando un tapiz jurídico que puede oscurecer incluso la sonrisa más radiante.

La negligencia clínica, ese paso en falso durante un tratamiento, puede dar lugar a demandas si los resultados no cumplen con los estándares esperados. El incumplimiento de deberes profesionales, como la falta de seguimiento postoperatorio o la mala praxis, también se convierte en un terreno fértil para disputas legales. Por último, la falta de consentimiento informado, donde el paciente no es debidamente informado sobre los riesgos y alternativas de un procedimiento, puede transformarse en un vórtice legal difícil de escapar.

 

Minimizando Riesgos: Un Baile de Precisión

En este escenario legal, la prevención es la clave para evitar tropezones indeseados. Cada odontólogo debe danzar con precisión, manteniendo un equilibrio entre el arte de curar y la ciencia de protegerse. Aquí algunos pasos vitales:

Documentación Rigurosa (Evolución del tratamiento):

Mantén registros detallados de cada consulta, tratamiento y comunicación con el paciente (Historia Clínica, Ayudas Diagnósticas, Obligaciones de los pacientes, interpretación de las ayudas diagnósticas). Estos documentos no solo son testigos de tu profesionalismo, sino también escudos contra posibles disputas.

Gestión de la Historia Clínica

Consentimiento Informado Definitivo:

Asegúrate de que cada paciente comprenda plenamente los riesgos y beneficios de cualquier procedimiento respetando el principio constitucional de la Dignidad Humana y su autonomía. Un consentimiento informado y bien documentado es un muy buen aliado en el tribunal.

Educación Continua:

Mantente al tanto de las últimas técnicas y avances en odontología, no solo en el aspecto clínico, también en elementos administrativos y legales de la profesión. La educación continua no solo enriquece tus habilidades, sino que también reduce la probabilidad de errores por desconocimiento.

Comunicación Clara y Empática:

La comunicación efectiva con tus pacientes es más que una habilidad; es una estrategia preventiva y de empatía con tus pacientes y sus acompañantes. Mantén un diálogo claro y cercano, en palabras que el paciente entienda y verifica su comprensión en todo momento, para construir relaciones sólidas y evitar malentendidos.

Información de los procedimientos y su estimación de costos

Ser claro con el tipo de tratamiento a desarrollar, los materiales, técnicas y posibilidades de éxito, son elementos indispensables no deberás dejar pasar. Los costos asociados a la ejecución del tratamiento o procedimiento, son también elementos infaltables en una buena consulta para evitar malos entendidos e inconformidades durante el tratamiento. La mayoría de inconvenientes en la consulta surgen por desacuerdos en los costos pactados del tratamiento cuando esté precisamente, ya se encuentra en curso.

Documentar los costos debidamente discriminados de la totalidad del tratamiento en la historia clínica y/o en el presupuesto firmados por el paciente ayuda a mantener una evidencia de los acuerdos pactados con tu paciente. La claridad de tu paciente en materia financiera siempre es una buena idea.

Consejos para Evitar el Desgaste Legal: La Danza de la Prevención

Contratación de un Seguro de Responsabilidad que abarque las diferentes esferas legales:

cubrir los aspectos civil, penal, ético y administrativo es una poderosa acción; este escudo contractual es esencial es la piedra angular de tu seguridad. Un seguro de responsabilidad te protegerá si, eventualmente, tuvieras que enfrentarte a algún tipo de reclamación, denuncia, demanda y costos legales asociados, esta sencilla acción protegerá tu patrimonio, pero más importante aún, contarás con expertos que te ayudarán y guiarán en tu proceso que por demás, en muchos casos, resulta angustiante y desgastante. Tener una mano experta nunca estará de más en estos casos.

Firma póliza responsabilidad civil

Seguimiento Postoperatorio Riguroso:

Además de una excelente atención en el consultorio, una cultura de seguimiento posoperatorio es  una de las acciones mejor valoradas por los pacientes en la consulta, un paciente bien atendido es un usuario satisfecho y con mayor disposición a hablar y a aceptar razones. Un seguimiento postoperatorio adecuado no solo fortalece tu relación con los pacientes, sino que también reduce el riesgo de complicaciones legales, no olvides documentar detalladamente los diferentes seguimientos en la evolución clínica.

Participación Activa en Cursos Legales:

Si bien no es la estrategia mas común, comprender la legislación colombiana es fundamental. En la medida de tus posibilidades participa en cursos, talleres o conversatorios legales específicos para odontólogos, manteniéndote al tanto de cualquier cambio en las normativas. La Información es poder.

 

Enfrentando la Tormenta Legal: Estrategias para la Crisis

Incluso, en algunos casos el bailarín más diestro puede tropezar. Si te encuentras en medio de una tormenta legal, aquí te dejamos algunas consideraciones que pueden serte de utilidad basadas en la legislación colombiana:

Contacta a un Abogado Especializado:

La primera y más vital acción es buscar asesoramiento legal, antes de dar respuesta efectiva a las autoridades. Un abogado especializado en responsabilidad te guiará a través del laberinto legal y protegerá tus derechos. Nunca te aventures a asumir personalmente tu propia defensa ello te puede jugar en contra frente a expertos en la materia.

Recopila Evidencia:

Reúne de manera organizada de manera cronológica, toda la documentación relevante, desde historias clínicas hasta registros de consentimiento informado, incluso gráficos esquemáticos que hayan servido para explicar al paciente las condiciones del tratamiento. La evidencia sólida puede inclinar la balanza a tu favor, no descartes ningún elemento por sencillo que parezca.

Negociación Previa a la Demanda:

En algunos casos, una negociación pre-demanda puede ser beneficiosa. Un diálogo abierto y honesto con el paciente puede resolver la situación sin llegar a instancias éticas, legales y/o judiciales. Identificar a tiempo las posibilidades de perder una batalla legal larga costosa y desgastante puede ser de ayuda para evitar la molestia que suponen largos procesos inciertos.

Negociación

 

Epílogo: Entre el ejercicio y el riesgo, la Odisea del Odontólogo Moderno

En este drama legal, cada odontólogo es protagonista y director de su propia narrativa. La responsabilidad se convierte en el telón de fondo, pero con los pasos adecuados y la sabiduría legal, la odisea se convierte en un ballet fluido, donde la justicia y la integridad bailan de la mano. En este escenario, el conocimiento es el faro que guía, y cada precaución tomada es un paso firme hacia un final armonioso.

¿Quieres más detalles y estrategias específicas? Comenta y haz clic en “me gusta” para descubrir el próximo acto de esta fascinante travesía legal. La danza continúa.

En Safetydent próximamente podrás encontrar Asesoría Legal  que te brindará la ayuda y asesoría correcta.

Abrir chat
1
SafetyDent
Hola 👋 ¿Cómo podemos ayudarte?